Entradas

30
Oct

Adolescencia y Salud

Comportamiento de los Adolescentes

En lo que se refiere a las relaciones familiares y sociales, el Adolescente intenta huir de sus lazos familiares, hace oposición a la autoridad de los padres para autoafirmarse como diferentes a ellos, mezcla hipersensibilidad con inestabilidad, pasa más horas ante el espejo para reconocerse en ese cuerpo que cambia continuamente e intenta superar la soledad íntima siendo gregarios con su grupo.

No obstante el Adolescente, a pesar de su imagen rebelde, construye su seguridad y su autoestima en la medida de la aprobación y el apoyo de sus padres.

A medida que se aleja psíquicamente del ambiente familiar, se aproxima al grupo de amigos donde cree que recibe afecto y seguridad, pero sobre todo se siente aprobado por sus iguales. Con ellos no tiene miedo al ridículo y está en sintonía con rituales, signos externos, indumentaria, ideas, gustos, lenguaje, etc.

La amistad entre Adolescentes se caracteriza por la sinceridad y el altruismo, se imitan entre ellos, se tienen mutua confianza y se sacrifican unos por otros.

Entre los Adolescentes se suelen dar tres grupos de tendencias:

Los pragmáticos o conservadores, que valoran la amistad, la familia y los estudios.

Los vanguardistas o progresistas que valoran los cambios culturales y sociales.

Los marginales o antisistema que se sitúan fuera de cualquier corriente mayoritaria.

Cada Adolescente se integra en el grupo que más se adapta a sus gustos y no suelen cambiar de grupo durante la etapa de la Adolescencia, aunque sí suelen hacerlo al alcanzar la madurez.

Si durante la infancia ha habido unas buenas relaciones con los padres y si estos son respetuosos y saben negociar, es bastante probable que la Adolescencia de sus hijos sea una etapa suave.

Si por el contrario los padres son muy exigentes y sobreprotectores, los hijos crecerán con ansiedad y su Adolescencia será muy conflictiva.

Según algunos estudios en nuestra sociedad, un 10 % de los Adolescentes son muy conflictivos, un 33% tienen dificultades ocasionales y un 57 % no tienen crisis alguna.

Hay que tener en cuenta que durante la Adolescencia son más frecuentes:

Los accidentes.Adolescentes

Los suicidios.

La inadaptación social.

Los trastornos psíquicos.

En situaciones de una conflictividad mayor en la familia, como separación de los padres o muerte de uno de ellos, el Adolescente puede buscar salidas hacia la drogadicción o el alcoholismo.

En cuanto al trabajo asistencial sanitario con el Adolescente, sus visitas son muy poco frecuentes. Si acuden al médico, suele ser por problemas agudos, como accidentes, infecciones respiratorias o problemas de la piel.

Lo que más valora un Adolescente es el respeto y la seriedad con que se les escucha. Con ellos es importante bajo el punto de vista sanitario:

Tener una buena relación terapéutica y una mente abierta para que puedan acudir a las consultas sin ningún reparo.

Informarles sobre sus problemas de salud y suministrarles información sobre tales problemas y su tratamiento.

Motivarlos para que cumplan el tratamiento pactado.

Si se realizan controles preventivos de salud, será siguiendo las siguientes pautas:

Intentar que conozcan y eviten los peligros asociados a sus nuevas actividades, tales como sexo, alcohol, conducción peligrosa, drogas, etc.

Reforzar buenos hábitos en cuanto a alimentación, reposo, higiene y actividad física.

En cuanto a las familias que demandan ayuda por sus hijos Adolescentes conflictivos, hay que ayudarles a negociar y a madurar y mejorar sus relaciones.

Epidemiología

Según estudios epidemiológicos en la etapa de la Adolescencia, las cifras de mortalidad son las más bajas de la vida y la causa de muerte suelen ser externas, tales como: accidentes de tráfico, suicidio y violencia, en este orden.

En cuanto a Enfermedades o Trastornos más significativos durante la Adolescencia suelen ser:

Problemas neurovasculares. Los más frecuentes son: cefaleas, migrañas o mareos.

Alteración de la piel. Como acné juvenil presente en un 80% de los Adolescentes, el eccema marginado de Hebra o el melanoma juvenil benigno.

Problemas bucales.  Deficiencia de higiene buco-dental, gingivitis o caries.

Alteraciones digestivas:  Dolor abdominal, gastritis o colon irritable.

Trastornos alimentarios. Como: obesidad (más en varones), consumo excesivo de grasas y sal, horarios de comida inapropiados, consumo excesivo de chucherías, bulimia y anorexia nerviosa.

Enfermedades endocrinológicas: Los retrasos de crecimiento o problemas de pubertad precoz o ginecomastia.

Problemas ginecológicos:  Las dismenorreas, vulvovaginitis, píldora del día después, solicitud de aborto.

Enfermedades de transmisión sexual. Como: el VIH, uretritis, vaginitis, hepatitis, chancros, etc.

Enfermedades musculo-esqueléticas: Es relativamente frecuente escoliosis (que afecta a un 2-10 % de Adolescentes), dolores osteomusculares transitorios, osteocondritis o traumatismos.

Problemas psíquicos.  Afectan a un 5% de Adolescentes e incluyen depresión, neurosis obsesiva , trastornos de identidad, ansiedad, psicosis incipiente, conductas delictivas o suicidio.

Problemas con las drogas.  El consumo esporádico de alguna droga es normal entre los Adolescentes. Pero el abuso de drogas legales, como el alcohol, está alcanzando cifras alarmantes. Así como estos consumos (alcohol y drogas) son consecuencia de la integración en el grupo y la curiosidad,  el tabaquismo parece que está más influido por los hábitos familiares.

Problemas de adición al deporte. Cuando no existe una práctica sana que controle su intensidad, agresividad y nivel de competitividad. En algunos casos de deporte de élite la exigencia puede rayar con prácticas de maltrato infantil.

Vacunaciones.  En este caso, Adolescentes mal vacunados pueden ser un indicador de riesgo sanitario.

Variables que condicionan la Adolescencia actual

Las más destacadas de estas variables son:

Mayor duración de la Adolescencia debida a la escolarización más prolongada a la que obliga la crisis económica.

Educación en aspectos inherentes a la Adolescencia como sexualidad, drogas o cuidado de la salud.

La implantación de tecnología digital tan bien acogida por los Adolescentes, puede llegar a aumentar el riesgo de acoso por internet. O la posibilidad de fomentar el maltrato entre ellos, utilizando el excesivo intercambio de fotografías, información u opiniones.

La crisis económica obliga a muchos Adolescentes a una convivencia prolongada en el núcleo familiar, lo que implica aumentar la edad de emancipación y de maduración. Se produce entonces el conocido como síndrome de Peter Pan. Que es la dependencia económica asociada a permisividad sexual o a un nulo afán por progresar y madurar.

.

El Tema:  Adolescente y Salud. Comportamiento del Adolescente, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna,  Colgiada  Nº  49/556,  para publicar en:   www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada