may 23

Nervio Motor Ocular Común. Par Craneal III

 

Nervio Motor Ocular Común o Par Craneal III

El nervio Motor Ocular Común, inerva (llega y da movimiento) a cinco músculos oculares.

Si por alguna razón hubiera un fallo o un mal funcionamiento de este nervio vamos a encontrar los síntomas siguientes:

Síntomas

La lesión de este nervio produce parálisis de los músculos oculares y, como consecuencia:

El paciente va a tener visión doble en casi todas las posiciones de la mirada.

Caída notable del párpado superior lo que le hace pemanecer con el ojo afectado semicerrado.

El Ojo va a estar desviado hacia afuera.

Hay además Dilatación de la pupila correspondiente.

Una lesión por isquemia del nervio, al principio solo produce dilatación pupilar, pero a continuación van apareciendo el resto de los síntomas.

Pero se ha de tener en cuenta que en una lesión por isquemia del nervio, con frecuencia no afectará a la pupila.

Para determinar qué músculo  de los cinco inervados por el Oculomotor común está afectado, hay que tener en cuenta la función de cada uno de ellos.

Existen unas reglas que  pueden ser orientativas y útiles y son las siguientes:

- La cabeza del paciente se inclina y vuelve en la dirección del músculo afectado.

- Las imágenes se desvían más cuanto más  intenta mirar el sujeto en la imagesmodirección del músculo lesionado.

- En la posición en la que las imágenes se ven más separadas, la imagen más externa corresponde al músculo paralizado.

Las alteraciones del Nervio Motor Ocular Común van a depender de la localización de la lesión:

Lesiones nucleares: El origen más frecuente es

Por isquemia del nervio.

Por Hemorragia. Debido a Infecciones.

Por  tumores de estructuras vecinas que lo afectan en su crecimiento.

Debido a traumatismos que alcanzan al nervio en cualquier tramo de su trayecto.

Por enfermedades desmielinizantes.

En espacio subaranoideo. Las causas más frecuentes en este espacio van a ser:

Meningioma.  Adenoma de hipófisis.   Aneurisma.

Meningitis.  Traumatismo.  Hemorragia subaranoidea.

En el seno cavernoso y fisura orbitaria superior:

Trombosis o tromboflebitis.

Tumores.

Hay varios casos en los que la Neuropatía del III par puede ser idiopática (de causa desconocida).

Ante una Neuropatía de este tipo hay que hacer un estudio exhaustivo para determinar la causa.

No comments yet.

Add a comment


− cuatro = 1

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons