Entradas

27
Abr

Disfunciones Sexuales

Se llama Disfunción Sexual a la dificultad que puede aparecer durante cualquier etapa de la actividad sexual, que impide al individuo y/o a la pareja,  disfrutar plenamente de dicha actividad.

En ocasiones se trata de alteraciones emocionales y de conducta, de diversas causas, relacionadas con el sexo, que pueden marcar de forma decisiva al ser humano en cualquier fase de su desarrollo.

El ciclo de la respuesta sexual masculina y femenina puede dividirse en las siguientes fases:

1) Deseo. Consiste en tener fantasías sobre la actividad sexual y desear ponerlas en práctica.

2) Excitación. Esta fase consiste en la sensación subjetiva de placer sexual y que va acompañada de cambios fisiológicos como son:

En el varón, erección del pene.

En la mujer, lubricación de la vagina e inflamación de los genitales externos.

3) Penetración. Para ser llevada a cabo debe haber erección del pene y lubricación de vagina o zona donde se efectúe la penetración.

4) Orgasmo. Consiste en la parte culminante del placer sexual con la descarga de la tensión sexual y la contracción rítmica de los músculos del periné y de órganos reproductores. También el esfínter anal se contrae de manera rítmica tanto en hombres como en mujeres.

5) Eyaculación. Que puede ser con o sin orgasmo, pero que generalmente acompaña al orgasmo.

6) Fase de Relajación. Esta fase consiste en una sensación de relajación muscular y de bienestar general que sucede al orgasmo. Durante ella los varones tienen un periodo de tiempo variable (periodo refractario) durante el que no pueden tener una nueva erección. Las mujeres en cambio, son capaces de tener otro orgasmo de manera casi inmediata.

Las Disfunciones Sexuales pueden manifestarse al comienzo de la vida sexual de la persona o pueden desarrollarse más adelante.

Unas aparecen súbitamente y otras se van manifestando a lo largo del tiempo.

En una misma persona puede haber más de una disfunción sexual.

Para valorar una Disfunción Sexual hay que tener en cuenta factores como:

Frecuencia de la disfunción.

Situaciones en las que puede aparecer.

Edad y experiencia del individuo.

Tiempo que lleva sucediendo.

Síntomas y efectos sobre el estado general.

Si la estimulación sexual es adecuada o no.

La intensidad y duración del problema.

Si es de toda la vida o adquirido.

Si ocurre siempre o en situaciones concretas.

Causas de Disfunción Sexual

En general puede ocurrir por causas emocionales o por causas físicas.

– Causas emocionales. Estas, a su vez, pueden ser:

Problemas personales, como problemas de pareja, maltrato, falta de comunicación, falta de confianza, etc.

Problemas psicológicos, como traumas emocionales, depresión, miedo, sentimiento de culpa, situaciones de estrés, etc.

– Causas físicas. Que a su vez pueden ser debidas a:

Drogas y fármacos, como antihipertensivos, alcohol, antihistamínicos, nicotina, psicóticos, narcóticos o estimulantes.

Algunas enfermedades congénitas,

Alteraciones hormonales como falta de testosterona, estrógenos o andrógenos.

Lesiones de columna vertebral.

Fallos orgánicos de corazón o pulmones.

Hipertrofia benigna de próstata.

Diversas enfermedades como tumores, esclerosis múltiple, sífilis terciaria o neuropatía diabética.

Problemas de riego sanguíneo.

Daños en algunos nervios de la pelvis o en la médula espinal.

.

El Tema:  Sexualidad. Disfuncions Sexuales,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna,  Colegiada  Nº  49/556,  para publicar en:   www.tumedicoaltelefono.es

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada