Entradas

04
Mar

 

 

El teléfono estará operativo para consultas de 13 a 15 horas  del 4 al 11 de Marzo

 

Bursitis

Qué es la Bursitis

Se conoce con el nombre de bursa al pequeño saco lleno de líquido que rodea a tendones, músculos, ligamentos y huesos en las articulaciones, cuya función es proteger y facilitar el movimiento de los tendones y músculos sobre los salientes óseos, y así evitar fricciones indeseadas y desgastes prematuros.

La Bursitis ocurre cuando una bursa se inflama.

Es más frecuente en hombro, codo y cadera, pero puede ocurrir en cualquier otra articulación. Sobre todo en las que realizan movimientos repetitivos.

Las causas más frecuentes son los traumatismos, fricción excesiva en la zona por movimientos repetidos debidos a ciertos trabajos o la práctica  algún deporte, y a enfermedades como gota, artritis reumatoide o a ciertas infecciones.

A más edad existe mayor riesgo de padecer Bursitis.

Síntomas de Bursitis

En la articulación afectada aparece rigidez y dolor en reposo que aumenta con los movimientos, inflamación y enrojecimiento local, en ocasiones con eritema.

En un proceso agudo de Bursitis el paciente puede tener fiebre.

Características de las Bursitis según su localización

Bursitis trocantérica, trocanteritis o inflamación de la bolsa que rodea al glúteo mediano en el trocante mayor del fémur. Se manifiesta con dolor en el lateral de la cadera y parte posterior del muslo principalmente en la rotación externa de la extremidad.

La Bursitis del Tendón de Aquiles, que suele ser consecuencia del uso de calzado muy apretado.

Bursitis del olécranon, que se sitúa en la parte posterior del codo.

Bursitis isquiática, que es la inflamación de la bolsa que separa el glúteo medio de la tuberosidad isquiática y aparece en personas que permanecen mucho tiempo sentadas sobre una superficie dura.

La Bursitis retrocalcánea, se produce cuando se inflama la bolsa situada entre el calcáneo y el Tendón de Aquiles. Se asocia a gota, artritis reumatoide y traumatismos.

Bursitis del Psoas-Ilíaco, que afecta a la bolsa situada entre el músculo psoas ilíaco y la cadera y e observa a menudo en pacientes con artritis reumatoide y en traumatismos. El dolor se sitúa en esa zona y empeora con la flexión y extensión del muslo.

En la Bursitis prerrotuliana o “rodilla de beata”, se inflama la bolsa situada entre la rótula y la piel, y se produce por permanecer arrodillado mucho tiempo en superficies duras.

En todas las Bursitis se debe descartar una infección articular, mediante aspiración y análisis del líquido contenido en la bolsa.

Tratamiento

Consiste en reposo de la zona afectada y antiinflamatorios no esteroideos y si no responde a este tratamiento, se pueden realizar infiltraciones locales en la zona afectada.

Siempre hay que evitar los movimientos repetidos y otros factores que puedan agravarlas, y en el caso que se deba a una enfermedad concreta, tratar ésta.

Prevención

Se ha de realizar protección adecuada según el trabajo o el deporte que se realice, usando rodilleras, muñequeras o coderas.

Levantar pesos de forma correcta y hacer descansos de vez en cuando.

Evitar sobrepeso y hacer calentamientos y estiramientos previos a actividades intensas.

 

El Tema: Bursitis. Síntomas de Bursitis, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín, Especialista en Medicina Interna, para publicar en: www.tumedicoaltelfono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada