Entradas

21
Sep

 

Estrés Laboral

Ya está aceptada, gracias a los estudios de los investigadores de este tema, la relación existente entre el tipo de trabajo y su influencia sobre la salud.

El Estrés en el trabajo se valora como el resultado negativo de la interacción entre la persona y la demanda, obligación y oportunidades que le genera el entorno de su actividad laboral.

Se ha investigado mucho sobre la influencia negativa del Estrés Laboral en la productividad del trabajador. Además, los resultados negativos de ese Estrés se van a arrastrar y van a repercutir posteriormente, y también de manera negativa, en su salud personal, en la familia y en el entorno social del sujeto.

Uno de los problemas de su estudio del Estrés Laboral es que no se tiene en cuenta una cuestión fundamental como es la naturaleza crónica o temporal de este Estrés y se presta más atención al Estrés agudo que al crónico.

Causas de Estrés en el Trabajo

A efectos de clasificación se distingue entre causas extraorganizacionales y causas intraorganizacionales.

Extraorganizacionales

Las causas del Estrés están en situaciones ajenas al trabajo pero que influyen en éste. Como pueden ser problemas económicos, familiares, de salud, etc.

Intraorganizacionales

Que las causas estén relacionadas directamente con el trabajo y que a su vez pueden depender:  Del individuo, del grupo, de la organización del trabajo, o del ambiente físico del lugar en que se trabaja.

ESTRESORES INTRAORGANIZACIONALES

A su vez pueden ser:

Estresores Individuales

Pueden ser de distinto tipo, tales como:

Ambigüedad del rol o papel que el individuo desempeña en el trabajo, así como en sus objetivos y en sus responsabilidades.

Estar sometido a una sobrecarga de trabajo de manera crónica.

Si existe un rol o papel laboral conflictivo. Es decir, si se tienen que desarrollar varias tareas y la presión por desempeñar un trabajo se enfrenta a la presión por desempeñar otro.

Cuando la responsabilidad es compartida con otros compañeros de trabajo.

En el curso del desarrollo de la carrera profesional cuando aparecen discrepancias entre las aspiraciones personales y los logros reales.

Estresores Colectivos

Los más significativos son:

Falta de cohesión del grupo.

Conflictos dentro del grupo.

Apoyo externo inadecuado al grupo.

Conflictos con otros grupos.

Estresores Organizacionales

La organización de cada trabajo es distinta no solo en su estructura sino en las actitudes y conductas de las personas que lo desempeñan.

Pueden ser estresantes:

Las características de la tarea.

Influencia negativa del liderazgo.

Tecnología empleada.

Otras características del trabajo, como pueden ser: Inestabilidad del puesto de trabajo. El trabajo a destajo y trabajo a turnos. Cambios continuos de tarea encomendada. Incorporación de nuevas tecnologías, sin adaptación previa del trabajador.

ESTRESORES EXTRAORGANIZACIONALES

Los estresores externos al trabajo en ocasiones son peores que los internos. Los más importantes a tener en cuanta son los siguientes:

Estresores individuales

Edad.

Con los años cambia la vulnerabilidad del individuo al Estrés. Puede ser igualmente estresante para un joven comenzar un nuevo trabajo, que para una persona de edad adaptarse a cambios dentro de sus tareas.

Sexo.

Parecía que las mujeres no padecían tanto Estrés Laboral como los hombres. Pero se ha demostrado que es mayor por el hecho de conjugar trabajos laborales y familiares, y por la dificultad que conlleva mantener un trabajo con embarazos, cuidar hijos pequeños, ocuparse de personas mayores, etc.

– Educación.

Varios estudios han mostrado que personas con mayor nivel de educación tienen más recursos para afrontar factores estresantes.

– Ocupación.

Se admite, con ciertas reservas, que hay grupos profesionales con mayores niveles de Estrés: Estos grupos son sanitarios, profesores, trabajadores de la seguridad pública, etc.

– Ejercicio.

El ejercicio es moderador del Estrés y las personas que lo practican de forma regular se estresan con menos facilidad.

– Características personales.

Hay personas más o menos competitivas, más o menos implicadas en las tareas, o más o menos demandantes de reconocimiento.

Estrés Laboral y Salud

Un cierto grado de Estrés es necesario para estimular la motivación y el logro de metas. Pero un Estrés Laboral excesivo, sobre todo si se cronifica, se va a manifestar con apatía, absentismo, fatiga, mayor número de accidentes, insomnio, indecisión y pérdida de perspectiva.

El apoyo social y sobre todo el apoyo laboral entre los compañeros y superiores van a reducir de manera notable los efectos negativos de los agentes estresores.

 

El Tema:  Estrés Laboral, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín.  Especialista en Medicina Interna y Neurología,  para publicar en:   www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada