Entradas

28
Jul

 

El teléfono estará disponible para recibir llamadas del 29 de Julio al 5 de Agosto, de 12 a 14 horas

 

Hemorragia Intracraneal Hipertensiva

Una Hemorragia Intracraneal, como su nombre indica, es una Hemorragia que ocurre en cualquiera de las estructuras situadas en el interior del cráneo.

Además de traumatismos, hay otras causas de Hemorragia Intracraneal en general, como pueden ser:

Hemorragia de origen hipertensivo.

Por rotura de un aneurisma.

Debido a alteraciones arteriovenosas-

Otras causas, pero más raras, son  los trastornos de coagulación, púrpuras o encefalopatías.

Hemorragia Intracraneal Hipertensiva

Se trata de la Hemorragia Intracraneal debida a Hipertensión arterial.

Es la más frecuente de las Hemorragias Intracraneales que se producen espontáneamente.

La incidencia es mayor en personas de edad avanzada.

La Hipertensión arterial, sobre todo si es mantenida en el tiempo, ocasiona un deterioro y debilidad de las paredes de los vasos sanguíneos, lo que puede dar lugar a pequeñas roturas con sangrado progresivo, que va aumentando de volumen, desplazando y comprimiendo el tejido cerebral próximo.

El sangrado puede ocurrir en espacios huecos o en la masa cerebral. Cuando la Hemorragia pasa al sistema ventricular puede dar síntomas meníngeos y se va a detectar sangre en líquido cefalorraquídeo al realizar una punción lumbar.

La mayoría de estas Hemorragias se producen en unos pocos minutos, aunque la evolución puede ser más lenta cuando es debida a tratamiento anticoagulante.

Una vez que la Hemorragia Hipertensiva se interrumpe, se supone que no vuelve a comenzar de nuevo.

Si se produce edema en el tejido cerebral comprimido, el proceso va a ser más grave.

Síntomas

Dependen de la localización y del tamaño que alcance la Hemorragia Hipertensiva.

Son características la cefalea y los vómitos.

Además hay hemiparexia o hemiplejia en el lado contrario al del sangrado, hiperreflexia, problemas con el lenguaje, alteración de la visión y de los movimientos oculares, dificultad para tragar, vértigos, alteraciones de la sensibilidad o convulsiones.

En los casos graves el paciente puede pasar de un estado somnoliento a estupor, coma profundo y muerte.

Diagnóstico

Antecedentes de Hipertensión en el paciente.

El TAC cerebral muestra el sangrado y si existe o no edema cerebral.

Otros métodos diagnósticos van a ser la resonancia magnética que tiene mayor grado de sensibilidad para lesiones pequeñas y profundas y para detectar malformaciones o aneurismas pequeños.

La arteriografía puede ser útil en determinados casos.

La punción lumbar es arriesgado hacerla si hay edema.

Tratamiento

El pronóstico y el tipo de tratamiento de una Hemorragia Intracraneal Hipertensiva, también lo van a determinar tamaño y localización de la Hemorragia.

En primer lugar mantener las constantes vitales y reducir la Hipertensión arterial del paciente.

Lo normal es que, una vez que el sangrado se reabsorbe, el tejido cerebral no quede dañado, por lo que pasada la fase aguda, si eso sucede, el paciente mejora claramente o hay una recuperación total.

En cuanto a medicación se utilizan manitol y otros agentes osmóticos para reducir la presión intracraneal.

Antihipertensivos para reducir la tensión y analgésicos para la cefalea.

Los corticoides hay casos en los que están indicados.

Generalmente se deja evolucionar el hematoma hasta que desaparece, pero hay casos en los que es necesario hacer cirugía para extirparlo y así descomprimir el cerebro.

 

El Tema: Hemorragia Intracraneal Hipertensiva, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra. María Julia Romero Martín. Especialista en Neurología y Medicina Interna. Para publicar en: www.tumedicoaltelefono.es

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada