Entradas

13
Jun

 

El teléfono 690341080, estará disponible para recibir llamadas, del día 14 al 21 de Junio, de 9.45  a 11.45 horas, aproximadamente.

 

Intolerancia a la Lactosa

Síntomas de Intolerancia a la Lactosa

No hay síntomas si no se consumen productos lácteos. Cuando se consumen, se suelen presentar las alteraciones entre 30 minutos y dos horas después de haberlos tomado.

Los síntomas son más acusados cuanta mayor sea la cantidad de productos lácteos ingeridos.

El paciente va a presentar:

Distensión o hinchazón abdominal y flatulencia o aumento de gases.

Cólicos abdominales.

Náuseas y vómitos o diarrea en relación con el consumo de lácteos

La falta de esta base nutricional, sobre todo en los niños, puede dar lugar a pérdida de peso y malnutrición. Por lo que necesariamente hay que sustituir la leche por productos lácteos tratados con Lactasa.

La mayoría de las personas con un pequeño déficit de Lactasa pueden tomar pequeñas cantidades de leche sin presentar síntomas. Es al aumentar la cantidad cuando aquellos aparecen.

Diagnóstico de Intolerancia a la Lactosa

Hay problemas del aparato digestivo (como puede ser el intestino irritable) que dan los mismos síntomas que la Intolerancia a la Lactosa, por lo que para hacer el diagnóstico correcto de este problema se deben realizar las siguientes pruebas de laboratorio:

Prueba de tolerancia a la Lactosa. Consiste en hacer análisis de azúcares tras la ingesta de Lactosa.

Prueba de aliento para Lactosa-hidrógeno. La cantidad de hidrógeno en el aliento aumenta tras la toma de Lactosa.

Prueba de pH en las heces. La acidez en la materia fecal aumenta tras la ingesta de Lactosa.

En algunos casos se puede recurrir a realizar una biopsia intestinal y mediante un test se comprueba la presencia o ausencia de Lactasa en la mucosa intestinal.

Tratamiento de Intolerancia a la Lactosa

No existen fármacos para tratar la Intolerancia a la Lactosa. Lo único que se puede hacer es evitar alimentos que contengan Lactosa, o tomar derivados a los que se le añade Lactasa. En Farmacia existen preparados de Lactasa en diversos formatos.

Los alimentos que contienen Lactosa son principalmente:

Leche de todo tipo (entera, semidesnatada, desnatada, en polvo, condensada y evaporada)

Yogur, helados, nata, mantequilla, quesos frescos.

Galletas y bollería industrial (leer las etiquetas)

Postres comerciales (natillas, cremas, flanes, mouse, etc.)

Salsas (leer las etiquetas o preguntar los ingredientes)

Algunas comidas preparadas y semicocinadas.

Hay muchos productos alimenticios elaborados que contienen leche y derivados. Deben leerse las etiquetas para identificarlos y evitarlos.

Algunas personas con Intolerancia a la Lactosa son capaces de comer yogur y quesos maduros sin presentar molestias. Para comprobar si usted lo puede tolerar introdúzcalos poco a poco y en pequeñas cantidades. También puede intentarlo con leche y yogures bajos en Lactosa.

La mayoría de las personas con un pequeño déficit de Lactasa pueden tomar pequeñas cantidades de leche sin presentar síntomas. Es al aumentar la cantidad cuando aquellos aparecen.

Hay productos lácteos que son más fáciles de digerir tales como:

Leche y productos lácteos sin Lactosa.

Leche de vaca tratada con Lactasa.

Helados. Quesos muy curados. Leche y fórmulas de soja y/o arroz, sobre todo para niños.

Productos lácteos fermentados como el yogurt.

La mantequilla de leche y los quesos en general, tienen menos Lactosa que la leche.

Mientras un sujeto no pueda tomar leche, hay que asegurarse el aporte en su dieta de principios nutricionales que aquella lleva, tales como Calcio, Vitamina D, Riboflavina y proteínas. Para ello:

Ha de ingerir alimentos que contienen calcio.

Puede tomarse leche añadiéndole Lactasa tras calentarla. Así mismo se pueden tomar productos enriquecidos con Lactasa.

Una buena alternativa alimenticia, por la relación calidad- precio, es la leche de soja.

Los lácteos son la forma más común de obtener Calcio. Sin embargo, hay otros alimentos que contienen cantidades importantes de éste mineral, como son:

Brócoli. Tofu. Almendras

Verduras de hoja verde (acelgas y espinacas)

Legumbres, en especial las alubias

Sardinas, sardinillas y pescados pequeños que se comen con espinas

Si padeces Intolerancia a la Lactosa y no puedes tomar lácteos, debes aumentar el consumo de los alimentos enumerados para que tu dieta tenga un aporte de Calcio adecuado.

Tu médico indicará si precisas aporte de Calcio suplementario.

 

El Tema: Intolerancia a la Lactosa. Síntomas y Tratamiento. ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra. María Julia Romero Martín, Especialista en Medicina Interna, para publicar en: www.tumedicaltelefono.es

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada