Entradas

09
Dic

Medicación y Capacidad para Conducir Vehículos.

Tipos de Efectos, de Medicamentos, que Interfieren en la Seguridad Vial

Los Medicamentos tienen diferentes efectos, algunos de los cuales pueden interferir en la capacidad de una persona para conducir vehículos. Y por tanto aumentan el riesgo, de manera más o menos importante, de que se sufra algún accidente.

Los principales efectos de los Medicamentos a tener en cuenta por una persona que tiene que ponerse al volante de un vehículo son los siguientes:

Efecto sedante.

Hay fármacos que producen somnolencia con la consiguiente disminución del estado de  alerta. Y, por tanto, aumento del tiempo de reacción ante cualquier peligro que surja cuando se conduce.

– Efecto anticolinérgico.

Los efectos anticolinérgicos de algunos Medicamentos incluyen además de somnolencia y las consecuencias enumeradas en el párrafo anterior, la presencia de cefalea de mayor o menor intensidad. Visión borrosa. Y vértigo.

– Efecto estimulante.

Entre los efectos estimulantes de algunos fármacos están la aparición de espasmos musculares continuos. Nerviosismo importante. insomnio, irritabilidad, vértigo, taquicardia, temblor, confusión mental y agitación. Con las consecuencias que todo ello puede tener para un conductor.

Efecto neuropsiquiátrico.

Otros Medicamentos pueden producir depresión del sistema nervioso central, estados de confusión importantes que pueden incluir la presencia de alucinaciones. También se pueden presentar crisis convulsivas.  Estados psicóticos. Y alteraciones graves  del compoabrtamiento.

– Efectos extrapiramidales e incoordinación psicomotora.

Ciertos fármacos incluyen como efectos secundarios crisis convulsivas de mayor o menor entidad, temblor importante, en ocasiones incontrolable. Presencia de agitación motora. Y  falta de coordinación de los movimientos.

– Efectos circulatorios.

Hay Medicamentos que como efectos indeseables presentan trastornos circulatorios  del tipo de: Arritmias cardíacas. Hipotensión arterial importante, o incluso en casos graves pueden llegar a producir una  parada cardiaca.

– Efectos metabólicos.

Muchos Medicamentos utilizados para hacer tratamiento de la Diabetes mellitus tiene entrañan el riesgo de provocar una hipoglucemia. La hipoglucemia cursa con mareo, sudor, malestar general, debilidad. Y, sobre todo, tener en cuenta que se puede llegar a perder el conocimiento. Por lo que las personas con diabetes que conducen vehículos deben tener muy bien controlada su medicación

Efectos auditivos.

Hipoacusia, acúfenos. y vértigos.

Efectos oftalmológicos.

Visión borrosa, miopía transitoria, trastorno de acomodación.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), tiene en su página Web información sobre los medicamentos que deben llevar recomendaciones sobre la conducción.

Intensidad de los Efectos de la Medicación sobre la Conducción.

La intensidad de los efectos de los Medicamentos sobre alguien que conduce un vehículo, hasta hace relativamente poco tiempo, era un tema muy controvertido, por ello surgió la necesidad de realizar una clasificación de los fármacos y sus efectos negativos sobre un conductor.

La última clasificación consensuada es la siguiente:

-CATEGORÍA I

Esta categoría incluye todos aquellos Medicamentos que se sabe que son susceptibles de producir efectos leves o muy moderados sobre la capacidad de conducir de quién los toma. Por lo que se presupone que son seguros, y se piensa que sus efectos son equivalentes a un grado de alcoholemia inferior a 0,2 gr/l en sangre

Las recomendaciones al conductor sobre estos fármacos son, «tenga cuidado y antes de conducir,  lea las advertencias».

-CATEGORÍA II

Se incluyen en esta categoría aquellos Medicamentos que pueden producir efectos negativos intensos sobre la conducción. Y aquellos otros que por falta de estudio se ignora cuales son sus efectos nocivos y son considerados equivalentes a un grado de alcoholemia entre 0,2 y 0,5 gr/l en la sangre.

En este caso las recomendaciones que se hacen al paciente que conduce son, «no conduzca sin antes haber consultado a su médico».

-CATEGORÍA III

Dentro de esta categoría se incluyen a todos aquellos Medicamentos que se conoce que pueden producir efectos muy severos sobre la capacidad humana de conducir algún vehículo y se vienen considerando equivalentes a un grado de alcoholemia  mayor de 0,5 gr/l en sangre

Las recomendaciones que en el caso de estos fármacos se hacen siempre al paciente son, «no conduzca durante todo el tiempo en que esté tomando este Medicamento, y cuando deje de tomarlo, antes de comenzar a conducir, consulte a su médico».

La categoría en materia de peligrosidad al volante que se asigna a cada Medicamento concreto es, según los efectos que produce cuando se toma a la dosis terapéutica normal.

Si por alguna razón especial el paciente lo tienen que tomar dosis más altas, en este caso se debe catalogar el fármaco como en una categoría más alta de peligro para un conductor.

.

El Tema: Medicación y Capacidad para Conducir Vehículos, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín. Especialista en Medicina Interna y Neurología, Colegiada Nº 49/556, para publicar en:  www.tumedicoaltelefono.es

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada