Entradas

15
Jun

 

Trastornos Gastrointestinales

Náuseas y Vómitos

La Náusea es una sensación desagradable localizada en la garganta y en la boca, de querer expulsar el contenido del estómago de forma inminente.

El Vómito es la expulsión brusca de ese contenido gástrico.

El Vómito y la Náusea no se deben confundir con la regurgitación o la rumiación.

Existen varios tipos de Náuseas y de Vómitos. A continuación se expondrán los tipos más frecuentes.

Náuseas Idiopáticas Crónicas

  • Se conocen con ese nombre aquellas Náuseas que se producen varias veces por semana.
  • Se caracterizan porque no se acompañan de Vómitos.
  • No existen enfermedades conocidas que las expliquen en las personas que las sufren.
  • La duración en el tiempo suele ser de más de tres meses.

Vómitos Funcionales

Se conocen con esta denominación aquellos Vómitos que se producen con una frecuencia de una o más veces por semana.

No se suelen acompañar de trastornos patológicos de la alimentación ni de otros síntomas significativos.

No son provocados por el sujeto que los sufre, ni  se deben a consumo de cannabioides, ni a alguna enfermedad del Sistema Nervioso Central.

También la duración es de más de tres meses.

Vómitos Cíclicos

Son episodios de Vómitos de inicio agudo y que duran menos de una semana.

No hay náuseas ni Vómitos «normales» entre esos episodios.

El sujeto puede referir  tres o más episodios que sucedieron en el año anterior.

Es muy poco frecuente y se da en ambos sexos por igual.

En uno de cada cuatro casos el paciente tiene antecedentes de cefaleas tipo migraña.

En el caso de estos Vómitos, siempre hay que hacer diagnóstico diferencial de:

Uso de fármacos que pueden producirlos.

Obstrucción o pseudo-obstrucción intestinal.

Trastornos de la alimentación.

Diagnóstico

Se realiza por:

La Historia Clínica. Analítica general para descartar otras enfermedades.

Endoscopia  para descartar enfermedades digestivas.

Tratamiento de Náuseas y Vómitos

Se basa en el uso de fármacos:

  • Procinéticos.
  • Antidepresivos tricíclicos.
  • Antimigrañosos (en vómitos cíclicos).

En las Náuseas Idiopáticas crónicas, los medicamentos contra las náuseas proporcionan un beneficio escaso.

Con los Vómitos Funcionales, tampoco los medicamentos suelen ser muy efectivos. En ocasiones se recomienda psicoterapia.

En el Síndrome de Vómitos Cíclicos puede requerir ingreso hospitalario, siempre y cuando los ataques sean severos.

.

El Tema: Náuseas y Vómitos. Trastornos Gastrointestinales,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín.  Especialista en Medicina Interna.  Colegiada  Nº  49/556,  para publicar en:  www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada