Entradas

20
Mar

 

Incontinencia de Orina

Decimos que hay Incontinencia de Orina  cuando la orina se escapa de forma involuntaria.

Puede que se escapen solamente unas gotitas. O puede que se escape una cantidad importante.

Las causas suelen ser algún esfuerzo, la tos, la risa, o hacer ejercicios en los que aumenta la presión dentro del abdomen.

La pérdida puede ser espontánea, que no se aguanta la gana de orinar pasado más o menos tiempo. O incluso no se llega «a tiempo» al servicio.

La Incontinencia de Orina es más frecuente en mujeres. Más en quienes han tenido embarazos y partos. Y mayor gravedad de la incontinencia a mayor número de embarazos y partos.

Tratamiento

Lo primero ha de ser el tratamiento de la causa de la Incontinencia

En cualquier caso, una parte importante del tratamiento de este problema, van a ser los:

EJERCICIOS DE REHABILITACION DE SUELO PÉLVICO

Si tu médico te ha dicho que padeces Incontinencia de Orina y que puedes beneficiarte de una serie de ejercicios, sería importante que siguieras con atención la información que aquí se va a detallar.

Los ejercicios te van a servir  para fortalecer los músculos de la pelvis que, al estar debilitados, favorecen el hecho de que la orina se escape de forma involuntaria. Porque se pierde la capacidad de controlar el cierre y la apertura del esfínter de  la vejiga.

Con estos ejercicios aprenderás a contraer y relajar los músculos que se encuentran alrededor de la vejiga, la vagina y el ano.

En primer lugar debes aprender a reconocer cuáles son los músculos que han ser entrenados o ejercitados y dónde están situados.

Has de tener cuidado de no contraer de manera involuntaria algunos otros músculos diferentes a los adecuados. Por ejemplo, la musculatura del abdomen o los glúteos. Ya que, debido a la gran presión que estos músculos ejercen sobre la zona vesical, la probabilidad de que aparezca un episodio de escape involuntario de la orina aumenta.

Rehabilitación del suelo pélvico en mujeres

¿Cómo reconocer los músculos correctos?

Para que los ejercicios resulten eficaces, es importante que te asegures de que ejercitas los músculos correctos.

Para aprender cuáles son, resulta de gran utilidad seguir las siguientes instrucciones de forma ordenada.

Ejercicio básico de entrenamiento

1.- Lubricarse un dedo (un poco de agua generalmente es suficiente) y colocarlo en la vagina o ano.

2.-Tensionar o contraer los músculos abdominales y centrarse en las sensaciones que se experimentan.

Esto NO es lo que debes sentir cuando se contraen los músculos apropiados.

3.- Con los músculos abdominales relajados y mientras se expulsa aire por la boca poco a poco, apretar alrededor del dedo, como si se tratase de parar el movimiento de los intestinos ( de controlar una defecación normal o una diarrea) y de presionar para retener o que no salga la orina.

Recuerde esta sensación, ya que esto Sí es lo que debes sentir cuando se tensan o contraen los músculos apropiados para mejorar la incontinencia. Éste es el ejercicio básico de entrenamiento.

Rehabilitación del suelo pélvico.
Programación de ejercicios.

Una vez que conozcas las sensaciones de tensar los músculos apropiados, debes realizar unas 45 veces el Ejercicio de Suelo Pélvico diariamente. Repetir el ejercicio básico de entrenamiento, sin que sea necesario colocar el dedo en la vagina o ano.

Puedes realizar 15 contracciones cada vez, tres veces al día:

15 tumbada por la mañana.

De pie por la tarde.
15 sentada después de cenar.
Para cada ejercicio

Contraer los músculos durante 10 segundos.

Relajar los músculos durante 10 segundos.
Relajar los músculos abdominales al realizar los ejercicios y continuar respirando normalmente.
Una vez al día, intentar el ejercicio de parar la emisión de orina cuando se acuda al aseo.
A medida que practiques los ejercicios y tengas el control de la musculatura, puedes aprovecharse muchas situaciones de cada día para realizarlos  Por ejemplo, cuando estás cocinando, en el autobús, viendo la TV, etc.
Recomendaciones para la realización de los ejercicios

Para realizar los ejercicios, es importante que los lleves a cabo en lugares donde no haya ruido y puedas preservar la intimidad y favorecer la concentración.

Si los realizas en posición sentada, la silla debe ser sólida. Debes apoyar las plantas de los pies firmemente sobre el suelo, manteniendo las rodillas ligeramente hacia fuera.

Has de repetir los ejercicios de contracción unas 45 veces al día,. La duración de las contracciones ha de ser de unos 10 segundos aproximadamente.

Es conveniente que ejecutes los ejercicios cada vez que vayas a realizar un esfuerzo que pueda producir pérdida de orina. Como coger un peso importante, subir una escalera, etc.

.

El Tema: Incontinencia de Orina. Ejercicios de Rehabilitación del Suelo Pélvico,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín, Especialista en Medicina Interna,  para publicar en:  www.tumedicoaltelefono.es

.

Referencias:

Resannick N M.  Incontinence. In: Goldman L Schafer A , eds. Golmand¨s.Cecil Medicine. 25 th ed.  Philadelphia, PA. Elsevier Sounders 2016 chap 16.

Deng DY.Urinary incontinence in womwn. Men Clin North Am. 2011; 95: 101- 109.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada