Entradas

02
Jul

 

Bocio Multinodular Tóxico

Generalmente se produce a consecuencia de un bocio simple de larga evolución.

No existen datos patológicos que permitan diferenciar un bocio nodular no tóxico de un Bocio Nodular Tóxico. Pero la transición de uno a otro implica que una parte de la glándula tiroidea deje de responder a la hormona hipofisaria estimuladora del tiroides. Por ello en la glándula se detectan focos dispersos que funcionan de manera autónoma.

Estos focos aumentan en número y tamaño a medida que la enfermedad progresa.

El Bocio Multinodular Tóxico es una enfermedad del envejecimiento, que se detecta sobre todo en ancianos, ya que como se apuntó, se originan a partir de un bocio simple de muchos años de evolución-

Cuando aparecen síntomas, se diferencia de la Enfermedad de Graves porque no hay exoftalmos o protusión ocular y los síntomas de hipertiroidismo son menos marcados.

Pero al ser una enfermedad que se desarrolla de manera lenta, cuando se detecta suela haber ya gran repercusión en otros órganos, sobre todo en aparato cardiovascular. Y se observa con frecuencia arritmias  e insuficiencia cardiaca congestiva.

En otros casos predomina la debilidad muscular y la caquexia asociada a la pérdida de apetito.

En muchos pacientes es difícil realizar el diagnóstico porque no se aprecia un aumento de la glándula tiroides. O bien porque el paciente tiene un cuello corto. O porque el bocio crece hacia el interior del tórax, por detrás del esternón.

Por otra parte, las hormonas tiroideas suelen estar poco elevadas o en el límite de la normalidad en personas ancianas. Pues las cifras que se pueden considerar normales en una persona joven, en un anciano son elevadas.

El diagnóstico se realiza mediante la prueba de captación de iodo radiactivo y con ganmagrafía tiroidea.

En muchos casos los síntomas no están relacionados con el tamaño del tiroides.

Las pruebas de supresión tiroidea no deben realizarse en ancianos. Porque pueden producir una respuesta cardiovascular indeseada.

Tratamiento del Bocio Multinodular Tóxico

Se inicia con fármacos antiroideos, y cuando el funcionamiento de la glándula es normal se aplica iodo radiactivo a dosis adecuada para cada paciente concreto.

Siempre hay que estar atento a la posible aparición de hipotiroidismo a consecuencia del tratamiento.

 

El Tema: Bocio Multinodular Tóxico, ha sido revisado, elaborado  resumido por la Dra María Julia Romero Martín. Especialista en Medicina Interna. Para publicar en: www.tumedicoaltelefono.es

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada