Entradas

31
Oct

 

Por causas imprevistas se anula el servicio telefónico. Cualquier consulta puede realizarse a través del blog de la página web  tumedicoaltelefono

Todas las consultas serán respondidas por el orden que se reciban.

 

Quemaduras Solares

Tipos de Quemaduras Solares

Las Quemaduras Solares se producen cuando los rayos ultravioletas penetran en la piel y alteran el tejido de la epidermis.

Pueden ser de los siguientes tipos o grados:

Enrojecimiento o quemadura ligera.

    Aparece unas horas después de haber tomado el sol. Se trata de un enrojecimiento de la piel con sensación de calor, picor y quemazón en la zona afectada.

Quemadura moderada.

    Aparece enrojecimiento de la piel con algunas áreas blancas, picazón importante y aparición de alguna pequeña ampolla sobre la zona alterada.

Quemadura grave.

    En la Quemadura grave el sujeto va a presentar enrojecimiento e inflamación notable de la piel, además aparecen grandes ampollas, dolor importante en la zona, mal estado general, escalofríos y fiebre.

La Gravedad de la Quemadura también va a depender de la profundidad que alcance y de la extensión.

Para tomar el sol

Se deben tener en cuenta una serie de cuestiones importantes como las que se exponen a continuación:

    -La exposición al sol de manera no cuidadosa puede causar quemaduras de primero y segundo grado.

    -Tomar el sol sin protección va a envejecer de forma prematura la piel.

    -El cáncer de piel aparece a la edad adulta, pero hay que prevenirlo tomando el sol con cuidado y utilizando protector solar desde los primeros meses y años de vida.

Factores que favorecen las Quemaduras de Sol

Las personas de piel clara tienen más posibilidades de sufrir Quemaduras Solares, pero las personas de piel oscura que no se protegen de manera adecuada también pueden quemarse.

Los bebés y los niños son especialmente sensibles a los rayos solares.

Se debe conocer y tener en cuenta que las lámparas solares también pueden causar Quemaduras severas.

El reflejo del agua y arena y de la nieve, intensifican el efecto de los rayos solares.

Los rayos del sol son más fuertes desde las 11 de la mañana a las 4 de la tarde.

También son más fuertes los rayos solares en grandes altitudes (alta montaña) y en latitudes bajas (cerca de los trópicos), porque en esta última situación los rayos son más perpendiculares y pueden producir Quemaduras con mayor facilidad.

Tratamiento de las Quemaduras Solares

El tratamiento de las Quemaduras Solares va a depender del grado de gravedad de las mismas.

Tratamiento de las Quemaduras Leves y Moderadas:

De forma inmediata se debe aplicar una ducha de agua fría o una tela mojada sobre la quemadura (poner compresas de agua o leche frías).

Evitar el uso de productos que contengan benzocaína, lidocaína, o petróleo (como la vaselina) para aplicar sobre la quemadura.

   Si no hay ampollas, se puede utilizar una crema humectante para aliviar las molestias.

   Usar ropa holgada y de algodón y no usar jabón en las áreas quemadas.

   Sobre los párpados y los labios se pueden colocar bolsitas de té frío, rodajas de manzana, de pepino o de aloe-vera, o extender yogurt sobre la zona quemada.

   Se puede utilizar ibuprofeno para aliviar el dolor.

   Para aplicar localmente, son útiles las cremas de aloe-vera, avena, argán, hibisco o Hamamelis.

Tratamiento de las Quemaduras Graves.

Además de las medidas anteriores, en las Quemaduras graves se deben tener en cuenta las siguientes cuestiones:

   No hay que pinchar las ampollas.

   Tomar ibuprofeno para el dolor.

   Acudir al médico quien indica el Tratamiento correspondiente al grado de Quemadura.

Fototipos de la Piel

Éste es un baremo que mide la respuesta de cada persona a la acción de los rayos solares en función del tipo de piel.

Fototipo I:

   Pieles claras y pecosas, acompañadas de cabello pelirrojo, y si lo tienes, te quemarás a los 10 minutos y nunca te broncearás.

Fototipo II:

   Cutis claro con algunas pecas que no soportan una exposición más allá de 15-20 minutos, aunque a veces se ponen morenos.

Fototipo III:

   Epidermis entre claras y mates que se queman después de estar al sol 30 minutos.

Fototipo IV:

   Pieles mates que empiezan a tener problemas pasados entre 30 y 45 minutos de exposición al sol, pero se broncean bien.

Fototipo V:

   Personas morenas, sin pecas, que nunca se queman (la exposición máxima recomendable es de 60 minutos)

   Adquieren siempre un tono bronceado intenso.

Fototipo VI:

   Pieles oscuras muy resistentes al sol.

 

El Tema: Quemaduras Solares. Tipos de Quemaduras. Tratamiento. Fototipos de la Piel, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra. María Julia Romero Martín, Especialista en Medicina Interna. para publicar en:  www.tumedicoaltelefono.es

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada