abr 19

Pie Diabético

 

Diabetes

Pie Diabético

Según el Consenso Internacional sobre Pie Diabético, se estima que alrededor de unos 250 millones de personas en el mundo padecen Diabetes.

Esas cifras suponen el 5 % de la población mundial. Es una patología que aparece sobre todo en los países desarrollados.

Se estima que en el año 2025 se alcanzará la cifra de 380 millones, o sea, al 7,1 % de la población, y también se supone que afectará de forma progresiva a personas cada vez más jóvenes.

Una de las posibles complicaciones de la diabetes, sobre todo si no está bien controlada, es la ulceración en el pie. Se trata de una complicación que reviste cierta gravedad puesto que puede terminar en una amputación de la extremidad afectada.

Se calcula que alrededor de un 50 % de las úlceras en los pies son de origen neuropático.dedo_1

Alrededor de un 45 % tienen origen neuro-isquémico (o sea, a la vez neurológico y vascular).

Los Factores que Predisponen a la aparición de úlcera (Pie Diabético) van a ser  padecer las siguientes patologías:

Neuropatía diabética.

Algunas deformidades en la extremidad.

Traumatismos.

Al valorar al paciente con Diabetes se debe intentar detectar las situaciones que lo predisponen a padecer complicaciones en los pies.

Las Variables a Detectar son:

El tiempo de evolución que lleva la diabetes.

Si existe algún tipo de deformidad en los pies del paciente.

Determinar mediante exploración cuando aparecen alteraciones de la sensibilidad.

Si existe o no enfermedad arterial periférica.

Detectar, si las hubiera, alteraciones de la piel, tales como eritema, lesiones, etc.

Si al paciente se le han realizado revascularización o amputaciones previas.

Si hay o no alteración de los pulsos periféricos.

Para valorar una úlcera en el pié de un diabético, los cinco factores principales que se tienen en cuenta van a ser:

1.- Perfusión o riego que llega a la extremidad.

2.- Extensión o tamaño de la úlcera.

3.- Profundidad de la lesión y si existe pérdida de tejidos.

4.- Presencia o no de infección.

5.- Sensibilidad de la zona y de la extremidad donde está localizada.

Una úlcera que evoluciona mal puede terminar en necrosis o gangrena de la extremidad.

Se define como gangrena, toda necrosis de la piel, músculo, tendón, articulaciones y hueso.

No comments yet.

Add a comment


nueve − = 8

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons