Entradas

12
Sep

 

Función Testicular del Adulto

Durante la pubertad, en los niños comienza a elevarse la testosterona u hormona masculina en sangre, hasta llegar a alcanzar en el joven adulto los niveles que se consideran normales.

A la vez comienza la espermatogénesis o producción de espermatozoides, con lo que en ese momento el sujeto ya es apto para la reproducción.

El correcto funcionamiento de este sistema se mantiene por la acción de diversos factores, tanto a nivel del testículo como del eje hipotálamo -hipófisis.

Anomalías de la Función Testicular del Adulto y Esterilidad

Hay diversas anomalías en el funcionamiento del testículo que se pueden producir por distintas causas.

Por alteraciones hipotálamo -hipofisarias, que a su vez pueden suceder por alteraciones  como:

Panhipopituitarismo, Síndrome de Cushing.

Hiperplasia suprarrenal congénita, Hiperprolactinemia.

Hemocromatosis, o por toma inadecuada de andrógenos.

Enfermedades o defectos de los Testículos, que pueden ser:

Defectos congénitos en el desarrollo testicular, como ocurre en:

Varicocele congénito, Síndrome de Klinefelter, Criptorquidia.

Aplasia de células germinales, Varón XX, Síndrome de cilios inmóviles.

Defectos testiculares adquiridos como:

Traumatismos, radiaciones, orquitis infecciosa, Algunas enfermedades inmunológicas.

Enfermedades autoinmunes, Toxinas ambientales, Enfermedades hepáticas.

Toma de fármacos como ketoconazol,  espirolactona, alcohol o fármacos usados en quimioterapia.

Insuficiencia renal, Enfermedad celíaca, resistencia androgénica y tumores

Alteración en el trasporte de los espermatozoides.

Que a su vez puede ser congénita o adquirida y afectar a ambos lados o a un solo lado. Las causas más frecuentes son:

Tuberculosis, Gonorrea, fibrosis quística o ausencia de algunos de los conductos.

La Esterilidad de los varones, por cualquiera de las causas mencionadas, puede estar acompañada de un mal funcionamiento de las glándulas endocrinas correspondientes y alteraciones del proceso de virilización, o con una virilización normal.

Al menos en un 35 -40% de los casos de Esterilidad en varones, no se llega a conocer la causa. Y el tratamiento empírico con andrógenos de estos casos mejora sólo ligeramente el problema.

En la cuarta parte de los varones con Esterilidad idiopática, o de causa desconocida, la alteración llega a solucionarse de manera espontánea.

Otra causa natural de mal funcionamiento testicular es la vejez.

A los 60 años aproximadamente comienza a bajar la cantidad de testosterona en la sangre y a aumentar los estrógenos u hormonas femeninas.

Así mismo van disminuyendo paulatinamente, y de manera sensible, con el paso de los años, la producción de espermatozoides, la potencia de erección y la capacidad de eyaculación.

 

El Tema: Función Testicular del Adulto, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín, Especialista en Medicina Interna. Para publicar en:  www.tumedicoaltelfono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada