Entradas

24
Dic

 

Policondritis Recidivante

Es un proceso inflamatorio de causa desconocida que afecta a cartílago de orejas, nariz, árbol traqueobronquial y estructuras internas de oído y ojo.

Puede estar acompañada de poliartritis, vasculitis, alteraciones cardiacas o renales y alteraciones de la piel.

Evoluciona en brotes y de manera progresiva.

La edad más frecuente de presentación es entre 40 y 60 años, aunque puede aparecer en personas de más edad o en niños.

Afecta por igual a los dos sexos.

El 30% de los pacientes sufre, además, enfermedades como vasculitis sistémica, artritis reumatoide o lupus eritematosa.

En la Policondritis Recidivante el cartílago se va destruyendo desde los bordes y progresando hacia el centro.

El cartílago es sustituido por tejido de granuloma, tejido fibroso y áreas de calcificación.

Aunque la causa de la enfermedad es desconocida, se cree que es debida a un problema autoinmune.

Síntomas

La presentación más frecuente es una condritis auricular generalmente en ambas pabellones auriculares.

Se manifiesta con dolor, inflamación o hipersensibilidad de la zona cartilaginosa de la oreja, sin embargo, los lóbulos no están afectados porque no tienen cartílago.

Los episodios de repetición van a dar lugar a una oreja blanda y caída.

La inflamación puede obstruir la trompa de Eustaquio y, la afectación de la arteria auditiva o una de sus ramas, puede dar lugar a pérdida de audición parcial o completa, vértigo o ataxia.

El cartílago de la nariz se ve afectado posteriormente. El puente nasal aparece rojo, hinchado y doloroso. Los pacientes presentan rinorrea, congestión nasal y epistaxis.

A lo largo de la evolución de la enfermedad, en una tercera parte de los pacientes se presenta artritis, que puede ser simétrica y afecta igual a pequeñas y grandes articulaciones. Su duración es de pocos días o de varias semanas y se resuelve espontáneamente sin dar lugar a deformidades.

Más de la mitad de los pacientes tienen manifestaciones oculares como conjuntivitis, iritis, queratitis, cataratas o neuritis óptica. Puede complicarse con perforación de córnea y ceguera.

La afectación laringotraqueal se da en alrededor de un 70% de los casos. Los síntomas son afonía, tos y dolor en la tráquea. Por el edema se puede producir estridor y obstrucción de las vías respiratorias.

Otras manifestaciones más raras de Policondritis Recidivante son alteraciones cardiacas y de aorta, y lesiones de la piel.

La evolución es variable. A los 10 años hay un 70% de supervivencia.

En general el pronóstico es peor en pacientes con lesiones más extendidas.

En los análisis de sangre suele aparecer aumento de leucocitos, de la velocidad de sedimentación y  anemia, Así mismo suelen estar alterados, factor reumatoide, anticuerpos anticirculantes, gammaglobulina y otros marcadores inmunitarios.

Tratamiento

Para tratar la Policondritis Recidivante se utilizan corticoides e inmunosupresores en los episodios de brotes. En algunos pacientes se puede suspender cuanto remite y en otros hay que continuar con bajas dosis de mantenimiento de forma indefinida.

Hay que realizar reconstrucciones quirúrgicas a los pacientes que lo necesiten.

 

El Tema: Policondritis Recidivante, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín, Especialista en Medicina Interna, para publicar en:  www.tumedicoaltelfono.es

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada